Cambiemos contrata empresas fantasmas sin licitación para YCRT

Por @Marina_Ulloa, periodista

La administración de Cambiemos en la usina térmica Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) está sospechada e investigada de maniobras fraudulentas y ahora surgen nuevos datos sobre más irregularidades.

El actual interventor de la empresa, Omar Faruk Zeidan, y de sus empleados Sergio y Victor Lumacchi están en la lupa de la Justicia.

Esa lupa, claro está, también posa sobre el jefe político de los tres, Eduardo Costa, dueño del imperio patagónico Tehuelche y marido de la parlamentaria del Mercosur y estrella de programas de TV, Mariana Zúvic. (Ver más aquí: http://www.diariolacuenca.com.ar/eduardo-costa-el-hiper-jefe-encubierto-en-ycrt/ )

2774dfa6-f735-4edc-b174-7f5210da43d6
Zeidan junto a Costa, en la casa del diputado.

A Zeidan, los hermanos Lumacchi y Costa parece no interesarles poner en funcionamiento la usina sino sólo sacar ventaja económica para aumentar sus arcas privadas.

Con el aval del ministerio de Energía y Minería de la Nación, que conduce Juan José Aranguren, Zeidan continúa realizando contrataciones directas por montos millonarios, eludiendo de este modo los procedimientos de control establecidos por el Estado.

El procedimiento es similar al realizado con la empresa VRG SA (ver muy buena nota del periodista Juan Martínez aquí https://goo.gl/tebxFU): contrataciones directas por montos millonarios

Ahora, la contratación directa (sin licitación como manda la ley) fue a la empresa PLD Seguridad e Higiene SA. Esta firma emitió y cobró facturas en forma desdoblada y consecutiva.

60468aa82473fd32700d48478784d483_l
Costa, el verdadero jefe en YCRT.

Según fuentes de la compañía consultadas por este blog, PLD emitió las facturas 04-00011 hasta la 04-000028, todas consecutivas por valores superiores a los $180.000 cada una.

Eso vendría a poner en evidencia este nuevo modus operandi del actual interventor Zeidan y los hermanos Lumascchi, en supuesta complicidad con el diputado nacional y empresario Costa.

Pero lo más llamativo es que es imposible ubicar a la empresa PLD. No cuenta con página web, tampoco con números telefónicos, pero si con dirección: Cerrito 1050, piso 7, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Cuando quien escribe fue a chequear las instalaciones de la empresa constató que la misma no sólo no tiene oficinas en el lugar que indica en su página web sino que la compañía no existe.

Los socios fundadores de la supuesta empresa PLD son Fernando Rubén Guzovsky, quien ya tiene una causa con una sentencia en firme en la Justicia, y Leticia Lorena Soler, técnica en seguridad e higiene.

Guzovsky, cuya actividad primaria es taxista, recientemente amplió su currículum vitae para agregar: “dirección y gestión empresarial” (sic). Este hombre también fue socio fundador de la empresa Brontex, una textil cuyo domicilio fue en la calle Rodrigo de Ibarrola al 3.000 (donde existe una casa particular), luego Haití al 4100 (un PH), y por último Bolivia 3100.

cudebitweaaxogl
Costa en el medio, Zeidan con campera verde.

Este último lugar es el único donde se pudo localizar un teléfono de contacto. La respuesta al preguntar por Guzovsky fue “hace 1.500 años no vive más acá ese hombre”.

El comportamiento empresarial de este hombre vinculado a Zeidan y los hermanos Lumascchi sería el de fundar empresas “fantasmas” imposibles de ubicar para que sean beneficiadas por contratos millonarios con el Estado.

Así es que YCRT pudo contratar la empresa, emitir algunas facturas, cobrarlas, y luego vender todas las acciones de la empresa y hacerla desaparecer, según la investigación realizada por la autora de este blog.

PLD, esta nueva empresa fantasma, inexistente e imposible de ubicar, ya lleva facturado y cobrado por parte de YCRT más de 1.500.000 pesos en apenas nueve meses de esta nueva gestión en cabeza real de Eduardo Costa.

Zeidan, los Lumacchi y otros funcionarios de YCRT como los sanjuaninos Andrés Aguilar y Ángel Garabello están siendo investigados por recientes denuncias por contrataciones irregulares de una empresa de seguridad (ver aquí https://goo.gl/tebxFU).

Fantino apunta a Dietrich por contrataciones sospechosas de corrupción

 

Alejandro Fantino advirtió en la noche del viernes que puso su lupa sobre las maniobras del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en las contrataciones en las que tiene ingerencia su área. (Ver video acá: https://youtu.be/hHPHn5OImOw)

“Los periodistas hemos puesto el foco en las contrataciones de remolcadores que Dietrich contrató a la empresa Maesrk”, avisó Fantino, quien acusó al ministro macrista de “dare 50 palos verdes o 600 millones de pesos” a los capitales extranjeros. sin-titulo

“Dietrich, los remolcadores que fuiste a contratar a una empresa danesa los tenemos y los hacemos acá. Si vos haces un contrato con los daneses nos sacás la posibilidad de laburar acá, sobre que estamos corriendo la coneja, no estamos bien, no hay laburo”, cuestionó Fantino.

“Y Dietrich está recontra embalado con que esto sea para los daneses, sea para los daneses… Ahora: ¿Por qué aparece Dietrich haciendo tanta fuerza para una empresa danesa? ¿Por qué no tira para acá?”, se preguntó Fantino.  ¿Qué sabe el conductor de Animales Sueltos? ¿Por qué no lo cuenta?

Es que una marcada preocupación quedó planteada entre las navieras locales por la movida de los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Energía, Juan José Aranguren, que favorecieron el desembarco del gigante marítimo danés Maersk en el negocio de los remolcadores. 0014507391

En medio de fuertes sospechas y denuncias de irregularidades, la estatal Enarsa le adjudicó a Maersk y la local Logística y Servicios Marítimos (LSM) de la familia Samarín un contrato de 50 millones dólares anuales por el servicio de remolque de los barcos de GNL que arriban a los puertos de Bahía Blanca y Escobar.

La Oficina Anticorrupción, que dirige la militante del PRO Laura Alonso trabó una licitación por supuestos sobreprecios para la contratación de remolcadores que transportan gas licuado a los puertos de Bahía Blanca y Escobar.

Cuatro cámaras empresarias denunciaron que detrás de la contratación de Enarsa, de Maersk y Marítima Meridian se registraron irregularidades en los precios de la licitación.

maersk_logo-svg