Shell se convirtió en el mayor proveedor de gas licuado de Argentina

Así lo publicó la empresa estatal Enarsa. Se trata de un negocio total de 709 millones de dólares, de los cuales 265 van a las arcas de la empresa angloholandesa de la que el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, fue socio hasta el año pasado. En segundo lugar aparece Trafigura, una multinacional embarrada en el mega escándalo de sobornos conocido en Brasil como el Lava Jato. Aquí, todos los detalles.

Escribe Marina Ulloa, periodista.

Cargamento-de-GNLLas empresas Shell y Trafigura (sospechada por el Lava Jato brasileño) son las dos compañías internacionales que más Gas Natural Licuado (GNL) les venderán a la Argentina este año a través de la importación vía buques.

El país comenzó a importar este mes buques cargados con GNL por unos  709.289.255 dólares. De eso, Shell se llevará 265.36 millones de dólares. Y Trafigura facturará al Estado argentino unos 188,75 millones de dólares.

Eso se desprende de la publicación que realizó la empresa Enarsa el 13 de marzo pasado sobre las compras de gas natural licuado que se realizan al exterior para satisfacer la demanda interna.

Shell logró venderle así al Gobierno unos 20 buques que descargarán en los puertos de Escobar y Bahía Blanca entre el 9 de marzo y el 1 de agosto próximo y se convirtió en la mayor proveedora. Y Trafigura traerá 13 buques, entre el 10 de abril y el 13 de agosto.

También están en la lista de proveedores las empresas GNA, Engle, Glencore, Petrobras, Cheniere, British Petroleum y Gunvor, según la información oficial.

Estas publicaciones fueron realizadas después del escándalo interno que se generó en el Gobierno en 2016 por el caso de un buque con GNL adquirido a la multinacional con sede en Suiza, Trafigura, del que nunca se supo el destino.

Según había publicado la propia Enarsa el año pasado licitó la compra de 77 barcos de GNL, de los cuales 48 descargaron en Escobar –al norte de Buenos Aires- y 28 en el Puerto de Bahía Blanca.

En el ministerio de Energía responden que un barco fue devuelto porque estaba programado para descargar en Escobar, pero el escaso calado del río no le permitió ingresar y se tuvo que volver, por lo que se pagó un seguro de 5 millones de dólares.

El problema está en que desde el sospechoso “regreso” de ese cargamento importado por Trasfigura, ni Enarsa ni el ministerio de Energía y Minería publicaron la información en forma oficial, por lo que no hay documentos para contrastar. 0530e4bd42cd028c99a0cadad9e2afc3bb91a25d

Ahora, Enarsa hizo figurar en su publicación sobre la importación para este año a 5 buques que son reprogramados de 2016, entre los que aparece uno de Trafigura que descargaría el 7 de junio próximo en Bahía Blanca, pero no aclara si es el que ya estaba pago. Se trata de un buque con un costo de unos 20.134.500 dólares.

Otro dato que genera suspicacias es el desagregado de las empresas que ganaron las licitaciones para proveer de GNL a la Argentina durante el 2016, el primer año de la gestión de la alianza Cambiemos.

Entre 14 compañías, la empresa GNA importó el 22% del total (1.098 millones de metros cúbicos); Trafigura quedó en segundo lugar con un 19% (931,1 MMm3) y Gazprom en tercer puesto con un 11% (533,9MMm3).

Esas empresas trajeron el Gas Natural Licuado de  Trinidad y Tobago (29%); Qatar (21%); Nigeria (15%); USA (11%); y Noruega (9%). También participaron Algeria, Australia, Bélgica, Reino Unido, Guinea Ecuatorial y Angola.

La falta de información sobre el barco importado por Trafigura sobre el que el Gobierno informó abrió una luz de sospechas en la Justicia brasileña donde investigan a ese grupo empresario por el pago de sobornos millonarios en el marco del Lava Jato.

El empresario Mariano Marcondes Ferraz, ejecutivo del Grupo Trafigura y representante de Decal en Brasil, fue detenido por la Policía Federal en la noche del miércoles 26 de octubre en el aeropuerto internacional de Guarulhos, en São Paulo, donde se embarcaría hacia Londres.

El Ministerio Público Federal acusó a Ferraz de corrupción y lavado de dinero, y el arresto fue determinado por el juez federal Sérgio Moro, en el ámbito de la Operación Lava Jato.

Según los fiscales, entre 2011 y 2014, el empresario pagó sobornos de más US$ 800 mil al entonces director de abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, por contratos firmados con la petrolera. Los depósitos se hicieron en una cuenta mantenida en el extranjero por uno de los yernos de Costa.

Ferraz fue ejecutivo de Trafigura hasta el día de su arresto y fue quien diseñó los pliegos para quedarse con el 19% del Gas Natural Licuado que importó la Argentina en 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s