¿Quién es el alto funcionario y ex SIDE que le presta plata a la mujer de Larreta?

Se trata nada menos que de José Torello, el actual jefe de Asesores de Mauricio Macri y expresidente del PRO a nivel nacional. Torello es un ex integrante de la SIDE menemista. Hizo al menos una transacción de 375.000 pesos a una cuenta de Bárbara Diez, esposa de Rodríguez Larreta, el mediáticamente blindado jefe de Gobierno porteño. ¿Para qué era el dinero? ¿Por qué ella no pidió un préstamo en un banco? “Prestarse” mucho dinero entre amigos, una costumbre de los dirigentes ricos del PRO. Los detalles, en la nota.

not_826004_02_084113
Torello, ex-SIDE.

La familia Rodríguez Larreta tiene un abanico de negocios en empresas privadas que les retribuyen jugosos rendimientos, pero a pesar de ello mantienen deudas que –al parecer- ¿pagan en cuotas?.

El propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, debe 500.000 pesos a Ignacio Marseillán, un director de la empresa Siderar (del Grupo Techint), y 60.000 dólares a su hermano menor, Augusto Rodríguez Larreta.

Pero hay un dato que llama la atención: Bárbara Diez, la mujer de Horacio, le debe 375.000 pesos a José Torello, actual jefe de asesores y amigo personal del presidente Mauricio Macri. También fue presidente del PRO a nivel nacional y funcionario porteño.

Torello es actualmente el nexo entre Macri y los ministros que no forman parte del círculo rojo integrado por Marcos Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Torello, del que muy pocos hablan, es parte indivisible de ese círculo.

Junto también al secretario general de Presidencia, Fernando De Andreis, Torello comparte cotidianamente almuerzos con Macri en los que se determinan políticas de gobierno como la quita de pensiones a las personas con discapacidad.

201404_torelloymacri.jpg_737844119
Torello y Macri, amigos íntimos. 

Otrora operador judicial del PRO e integrante de la SIDE menemista, Torello mantiene fuertes lazos en la Justicia porteña, aunque todavía no logró pegar el salto a los juzgados federales, donde se investigan los casos que más preocupan al poder.

Cuando fue a la Rosada, Torello dejó su equipo completo en funcionamiento en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sólo se llevó con él a Fabián Jorge Rodríguez Simón,  autor del decreto por el cual se buscó designar “por comisión” a dos jueces de la Corte Suprema y con quien compartió años atrás un estudio jurídico.

Al igual que Macri y su amigo y ¿exsocio? empresario Nicolás Caputo y la mayoría de los funcionarios del círculo rojo, Torello y Rodríguez Simón fueron al colegio Cardenal Newman.

Hasta Torello, inexplicablemente, llegó Barbara Diez, la esposa de Rodríguez Larreta para fondear sus emprendimientos personales. Con bienes declarados por 1.660.000 pesos y condiciones financieras para pedir un crédito bancario, Diez le pidió dinero al funcionario nacional.

Según datos de AFIP a los que accedió El Dato Clave, Diez también le pidió prestados 60.000 dólares a su cuñado Augusto Rodríguez Larreta en 2012, cuando este era subsecretario de Asuntos Públicos dependiente de la jefatura de Gabinete de Ministros de la Ciudad (cargo que ocupó hasta febrero de 2015). Y las deudas persisten.

Larreta y su esposa, investigados por “aportes” de Odebrecht, Techint y Caputo

Hay dos empresas que habrían sido vehículos de millonarios aportes a la campaña 2015 del actual jefe de Gobierno porteño: “Bárbara Diez BAG” y “Cabaña Santa Sergia SA Rural e Inmobiliaria”, en la que está toda la familia de Rodríguez Larreta.

Por @Marina_Ulloa

tumblr_nr1kdqICDc1rf9hn3o1_1280
Larreta y su esposa el 10 de diciembre de 2015.

La lista de funcionaros y dirigentes políticos que recibieron coimas de las empresas Odebrechet,  Techint y las firmas que administra Nicolás Caputo podría romper el blindaje mediático del que goza el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La constructora brasileña y el gigante holding argentino de la familia Rocca destinaron fondos para la campaña de Rodríguez Larreta en 2015 a través del pago de servicios a la empresa “Barbara Diez BAG”, propiedad de la esposa del mandatario porteño.

Según precisaron fuentes judiciales a #ElDatoClave, hay indicios que marcan que los aportes a la campaña del dirigente del PRO fueron realizado a través de la sobrefacturación de eventos corporativos organizados por Diez para Odebrecht y Techint en Buenos Aires durante el 2015, entre otros mecanismos.

La fiscalía especializada en lavado de activos considera que la casa matriz de Techint Argentina tiene responsabilidad en el negocio del reparto de obras públicas, en sociedad con la constructora brasileña que está en el ojo de la tormenta judicial desde hace un año. Y la CABA no es una excepción.

Si bien Techint y Odebrecht no tenían proyectada ninguna obra de envergadura en 2015 en el momento de la campaña para la Capital Federal, estas empresas destinan dinero a financiar campañas para luego tener privilegios en las licitaciones.

Otro de los grandes empresarios acostumbrados a “adornar” a dirigentes y candidatos –principalmente provinciales- es Nicolás Caputo, el amigo de la infancia y socio del presidente Mauricio Macri.

Las mismas fuentes judiciales que investigan la red de sobornos con las que las grandes empresas ganan licitaciones con procesos truchados en la Capital y en algunas provincias indicaron que Caputo está bajo la lupa y podría ser denunciado en los próximos días.

La Justicia investiga puntualmente negocios registrados entre Caputo y la firma “Cabaña Santa Sergia SA Rural e Inmobiliaria”, cuyo presidente es Agusto Sebastián Rodríguez Larreta y en cuyo directorio aparecen como titulares Adela Asunción Rodriguez Larreta, Barbara Diez, Mariano Rodríguez Larreta y Agusto José Rodríguez Larreta, todos con domicilio en Corrientes 378, piso 2 de la Ciudad de Buenos Aires.

Caputo no paró de ganar licitaciones durante 2016 bajo la administración de Mauricio Macri, a pesar de que el actual Presidente había manifestado en campaña que le pediría a su amigo personal que no participe de las mismas.

En tan sólo una semana de marzo el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adjudicó tres contratos para realizar obras para la refacción de escuelas a la empresa constructora SES SA, propiedad en un 50% de Caputo.

La primera preadjudicación fue publicada en el Boletín Oficial porteño el lunes 7 de marzo (Licitación Pública 852 SIGAF) y era para realizar “mantenimiento integral” en las escuelas de la Comuna 5 (Almagro y Boedo) por $ 104.663.761,32. La segunda fue un día más tarde, el 8 de marzo, y también es para realizar obras de infraestructuras en establecimientos educativos (Licitación Pública 844 SIGAF), pero esta vez en la Comuna 1B (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución) por $ 87.255.208,54.

La tercera adjudicación salió a la luz el viernes 11 de marzo de 2016 por medio de la Licitación Pública 841 SIGAF para la empresa de Caputo por una suma de $ 93.860.786,77 para la misma actividad que las licitaciones anteriores pero esta vez para la Comuna 1b.

De esta forma, en tan sólo cinco días hábiles, la empresa de la cual Caputo es propietario en un 50% sumó adjudicaciones por $ 285.779.756,63, casi trescientos millones de pesos.

Lo llamativo para la Justicia es que en las tres adjudicaciones se presentaron las mismas compañías: Indaltec, Mejores Hospitales y SES S.A. En todas fueron desechadas las ofertas de las otras empresas.

La conexión de SES SA con Barbara Diez Wedding Planner -ubicada en Agüero 2391- que investiga la Justicia argentina es por un evento realizado en el Hotel Alvear en agosto de 2015 con la asistencia de solo 35 personas, con un costo total de 6 millones de pesos.

El jefe de Gobierno porteño remitió recientemente a la Legislatura un pedido de autorización para licitar el servicio y mantenimiento de las cinco líneas de subterráneos y el Premetro por un período de 12 años, con vistas a la finalización del contrato con Metrovías a fin de 2017.

La iniciativa propicia autorizar la concesión mediante un proceso licitatorio nacional e internacional para operar el servicio público de subtes, que incluye las actuales líneas A, B, C, D, E y H y el Premetro, así como nuevas trazas o expansiones que se hagan a futuro.

El proyecto busca ampliar, además, a 12 años el nuevo contrato de operación y mantenimiento de los subtes, con la opción de prórroga de hasta tres años más, por única vez: justamente, una UTE integrada por Odebrecht, Techint y Caputo se presentará a la licitación.

Mientras, la constructora brasileña se prepara para negociar con la Justicia argentina, por lo que contrató al estudio M&M Bomchil, que patrocina además a la firma Barbara Diez BAG y a la familia Rodríguez Larreta.

Pérez Chada, el monje negro de Macri que quiere meter presa a Elisa Carrió

Es el abogado del Poder. Patrocina a Macri, Magnetto, Mitre, Angelici y a otros empresarios de la Argentina y la Región. Fue denunciado por apretar –vía tribunales- a periodistas, una raza que le genera urticaria. Ahora, tiene la misión –nada fácil- de callar a Elisa Carrió con lo que el más sabe: avance o cajoneo de causas. Si la diputada levanta la voz con temas sensibles para Macri como Odebrecht, Pérez Chada avanzará. Esta situación generó el mayor distanciamiento entre la diputada y el Presidente desde que nació Cambiemos.

0901macrichadag1Alejandro Pérez Chada es el jefe del equipo de abogados que patrocina a Mauricio Macri y a su jefe de Gabinete, Marcos Peña. Y será una pieza clave de contención para un eventual fuego amigo de Elisa Carrió en la campaña legislativa.

Pérez Chada monitorea las causas más calientes del PRO: más que un letrado es un operador político, lobista en terreno áspero como los de tribunales. Recorre los pasillos de Comodoro Py para visitar a fiscales y apretar jueces que investigan causas contra el Gobierno.

Este abogado tiene como sus más fieles clientes a Macri, a Héctor Magnetto, del Grupo Clarín y a Bartolomé Mitre, del diario La Nación. Por lo bajo, los fiscales sostienen que es el impulsor en las sombras de varias causas contra Cristina Kirchner. Y fue quien metió a Sergio Massa en boca del periodismo porque filtró datos que el Gobierno ya recibió de la causa Odebrecht.

Pérez Chada ha patrocinado a Macri en causas como la de la ex UCEP y estuvo a sus órdenes cuando el actual jefe de Estado era presidente de Boca, como asesor en temas del derecho penal. En el club defendió a dirigentes y hasta al propio Juan Román Riquelme.

Como representante legal de Clarín litigó contra organismos y funcionarios del gobierno kirchnerista, aunque la querella por la cual salió a la palestra fue la imputación –luego rectificada– por incitación a la violencia y coacción agravada contra un grupo de periodistas en 2012.

Pérez Chada, además, es agente de jugadores registrado en la AFA desde el año 2002 y en agosto de 2011  la AFIP le bloqueó el CUIT cuando lo investigaba una presunta evasión fiscal por triangulaciones en los pases.

Este abogado fue quien redactó la letra fina legal del acuerdo que el Gobierno firmó con la empresa Correo Argentino S.A., una firma del grupo SOCMA, el holding de la familia presidencial, el cual suponía un perjuicio patrimonial multimillonario para el Estado nacional.

Ahora, Perez Chada fue elegido por Macri y Marcos Peña para monitorear todas las causas que Elisa Carrió tiene en su contra. Lejos de la idea de salir a defenderla, la orden fue la de manejar los tiempos con el lobby en los tribunales.

Básicamente, si la diputada dispara contra el Gobierno a lo largo de la campaña, Pérez Chada tendrá que acelerar expedientes o, al menos, hacer trascender detalles de las investigaciones que llevan adelante los fiscales.

Ahora, por ejemplo, el abogado de Macri está buscando que se caiga la denuncia que Elisa Carrió hizo contra el presidente de Boca, Daniel Angelici, por supuesto tráfico de influencias.

El fiscal Federico Delgado solicitó al juez federal Sebastián Casanello que cite al presidente de Boca y dirigente de Pro para “dilucidar si es operador”, luego de la denuncia pública de Carrió. Pero la citación nunca llegó.

Patrocinado por Pérez Chada, Angelici pidió ser sobreseído en la causa en que se investiga su supuesta influencia en distintas decisiones vinculadas a la Justicia. Y fuentes judiciales indican que el objetivo es que directamente Casanello desestime la denuncia y archive la causa. Eso sería un muy duro mensaje para Carrió.

Esta información ya llegó a oídos de Paula Oliveto, asistente y mano derecha de Carrió. Y la decisión de la diputada fue la de terminar con los ataques hacia el corazón de Cambiemos y el círculo cercano al menos hasta noviembre.

La cartelización de Techint y Odebrecht en la Argentina: una fiesta de coimas y millones

Por @Marina_Ulloa

Están en la mira empresarios como Ricardo Ouriques Marques, Carlos Bacher, Ludovico y Paolo Rocca (todos del grupo Techint), Nicolás Caputo, Luis Ribaya, Cristian Folgar y Alberto Raúl Brusco, un ex alto ejecutivo de IECSA (la ex empresa de Mauricio Macri) que ahora es subsecretario de Infraestructura Energética del ministerio de Energía. ¿Qué tiene que ver Martín Redrado?

mapLa empresa Techint fue denunciada por primera vez en la Argentina por el presunto pago de coimas a funcionarios brasileños: se trataría de un modus operandi que la firma utiliza en cada gran obra que desarrolló en el mundo en los últimos años.

La presentación es una investigación preliminar de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), confirmaron fuentes judiciales al diario Perfil días atrás.

Esta denuncia puso en la mira de la Justicia federal a Ricardo Ouriques Marques, director general de Techint en Brasil; a Carlos Bacher, CEO de Techint Ingeniería y Construcción en Argentina; y a Ludovico Rocca, sobrino de Paolo Rocca, dueño de la compañía.

La denuncia por supuesto cohecho quedó a cargo del juez federal Sebastián Ramos y la fiscal Paloma Ochoa, quien deberá decidir si abre una causa penal. En Brasil, Techint está acusada de integrar un cartel de 15 empresas constructoras que se repartían las obras millonarias entre sí.

A partir de 2005, Odebrecht realizó la ampliación de gasoductos a lo largo de 15 provincias en la Argentina, acompañada por Techint. Dos años antes había ampliado los gasoductos Libertador General San Martín y Neuba II. Entonces se construyeron 455,8 kilómetros de gasoductos.

Techint fue el principal gruposub contratista de Odebrecht en los gasoductos pero además estuvo en varios lados del mostrador dado que los gerentes técnicos de la obra eran las dos empresas de transporte TGN y TGS.

Techint es accionista de TGN y en ese momento era quien decidía en el Directorio porque controlaba el paquete mayoritario. Esta firma, TGN, era la que decidía qué firma tenía o no capacidad técnica para hacer las obras y, a su vez, aprobaba los valores, cantidades y precios.

rocca_img_crop1418234987541.jpg_1913337537
Paolo Rocca, dueño de Techint.

Es decir, el grupo que conduce Paolo Rocca decidía quién podía hacer o no una obra y, por otro lado, era quien imponía los precios y firmaba los certificados de la obra, después de haber ganado la licitación. TGN fue quien aprobó el ingreso de Skanska y quien fijó los precios a los cuales podía facturar esa firma.

¿Quién manejaba esa obra? El mismísimo Carlos Bacher, mano derecha de Rocca en la empresa y ahora sospechado en Brasil. Aquí aparece otro empresario que “ayuda a abrir puertas tanto en Argentina como en Brasil: Cristian Folgar.

Folgar fue el funcionario que ideó, estructuró y armó los distintos contratos y fideicomisos con los cuales Odebrecht construyó los gasoductos. Este directivo recibió el apoyo de Luis Ribaya y Nicolás Caputo cuando ambos estaban en la cúpula del Banco Galicia.

Ese banco, propiedad de la familia Braun (cercana al jefe de Gabinete, Marcos Peña, del secretario de Comercio, Miguel Braun) participó y fue parte de los fideicomisos que terminaron financiando los gasoductos.

Los directivos de Techint con conexiones con Odebrecht son los referentes energéticos de Sergio Massa. Justamente, la constructora brasileña que ahora está en el ojo del huracán por el pago de coimas en casi toda Sudamérica financió parte de las campañas electorales de Massa en 2013 y 2015, por unos 3.000.000 de dólares.

A su vez, como el financiamiento para los gasoductos lo aportaba el banco brasileño BNDS, la autorización siempre pasó por el Banco Central que en ese momento era conducido por Martín Redrado, hoy en las filas de Massa.

El BNDS financiaba obra y servicios para el gasoducto, entre ellos la adquisición de caños que se hacían en Confab Industrial S.A. (TenarisConfab), una filial brasileña del grupo productor de tubos con sede en Luxemburgo Tenaris, controlado a su vez por el grupo ítalo-argentino Techint.

¿Qué otras conexiones hay en esta increíble historia de coimas y millones? Aparece Alberto Raúl Brusco, un ex alto ejecutivo de IECSA (la empresa manejada por Angelo Calcaterra, el primo hermano del presidente Mauricio Macri) que ahora es subsecretario de Infraestructura Energética del ministerio que lidera Juan José Aranguren.

Odebrecht aportó dinero a Massa, Stolbizer y De la Sota

 

La pronta revelación de los aportes de la brasileña Odebrecht a las campañas electorales terminará de sepultar el Frente UNA. De la Sota ya avisó que no será candidato este año y se guardó en Córdoba, donde el tema de las coimas y aportes electorales ya generó un escándalo político. Y la alianza “1País” de Massa con Stolbizer podría verse muy golpeada dado que ambos fueron financiados parcialmente por dinero la constructora en 2015.

Por @Marina_Ulloa, periodista

image57c7995db72a71.88241621

La revelación de datos sobre las coimas de Odebretch en la Argentina podría afectar la alianza entre Sergio Massa y Margarita Stolbizer por el financiamiento que la empresa brasileña hizo de la campaña electoral del diputado en 2013 y 2015.

El aporte a la campaña de Massa es parte de la información que la empresa brasileña negocia entregar a cambio de que el Gobierno argentino no le quite las obras en ejecución, como el soterramiento del tren Sarmiento.

Unos 3.000.000 de dólares en efectivo serían los que Odebrecht le aportó a Massa entre 2013 y 2015 y forman parte de los 35 millones que la firma ya confirmó haber pagado en los últimos años en el país.

Ese dato forma parte de un anticipo dado por representantes argentinos de la empresa a uno de los cuatro fiscales que forman el equipo que este viernes viaja a Brasil: Sergio Rodríguez, Franco Picardi, Gerardo Pollicita, Carlos Stornelli y Federico Delgado.

Estos fiscales viajarán a Brasilia a entrevistarse con el subprocurador brasileño José Bonifacio Borges de Andrada y el encargado de la cooperación internacional de la procuración brasileña, Vladimir Aras.

El mismo fiscal recibió en su despacho información de Migraciones sobre viajes que Massa hizo a Brasil en los últimos cuatro años. En adjunto, había datos sobre reuniones de Massa con representantes de Odebretch.

Asimismo, la capeta que recibió uno de los fiscales indica que hubo reuniones de Massa con la gente de Odebrecht por la planta de AYSA en Tigre, por la campaña 2013 y 2015, incluso en la casa del Diputado.

El 20 de julio de 2014, Massa y De la Sota se reunieron en La Falda, Córdoba, con representantes de Odebrecht y allí cerraron un acuerdo para recibir dinero para la campaña, cuando Massa aún tenía aspiraciones presidenciales.

thumbnail_1405940172-de la sota massa
Massa y De La Sota en La Falda, Córdoba. 

Incluso, en los primeros días de mayo de este año, Massa mantuvo reuniones con gente allegada a la gigantesca empresa brasileña para intentar evitar que su nombre se filtre entre los datos que finalmente llegaron a los fiscales.

La relación entre Massa y la compañía brasileña se inició cuando la firma comenzó con la construcción de la planta potabilizadora Juan Manuel de Rosas, de AYSA, en el partido de Tigre.

En ese momento, el entonces intendente facilitó tramitaciones y eximió de tasas municipales a la UTE donde también estaban Roggio, Cartellone y Supercemento, aportantes posteriores a sus campañas electorales.

Odebrecht fue la causa del estallido del espacio Unidos por una Nueva Argentina (UNA) y la salida de Alberto Fernández, quien decidió dejar a Massa y pasarse a las filas de Florencio Randazzo.

El ex gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, anunció el 11 de mayo que no competirá en las próximas legislativas después de habar dado señales en los últimos meses de que sería candidato junto a Massa. El cordobés había hecho una campaña electoral millonaria con dinero de la firma brasileña en 2011, cuando accedió a su tercer período como mandatario provincial.

De la Sota se bajó sólo un día después de que el brasileño Leonardo Meirelles,”cambista” de Odebrecht encargado de pagar las coimas de la empresa, declarara por videoconferencia ante el fiscal federal Federico Delgado y el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez. Estos dos fiscales investigan coimas en torno a la planta potabilizadora de agua de Tigre.

El anuncio de De la Sota generó alivio en Cambiemos, que espera resultados más parejos en Córdoba, donde De la Sota aún conserva una elevada imagen positiva y también alta intención de voto.

Si bien la relación de Massa con Odebrecht era conocida en el escenario político, por el enorme financiamiento a sus campañas políticas, la sorpresa estará dada en su flamante socia, la líder del GEN.

Margarita Stolbizer también habría recibido apoyo económico para financiar su campaña electoral cuando la diputada fue candidata a presidenta de la República en 2015. Consultados, voceros del GEN lo negaron.  El fiscal que reveló los datos en OFF lo confirmó.

Así se gestó el millonario acuerdo entre Tinelli y Colombi

 

El Estado correntino gastó la friolera de casi 5 millones de pesos para que el máximo conductor de la TV argentina mencionara a Eduardo Tassano, quien competirá por la intendencia de la capital provincial el domingo 4 de junio. tassano

El gobierno de Ricardo Colombi gastó 4.958.000 pesos en efectivo para que el conductor Marcelo Tinelli mencione en la apertura de Show Match 2017 a Eduardo Tassano, candidato radical a intendente para la capital provincial.

Tassano se presentará el próximo domingo 4 de junio a las elecciones en la ciudad y es la única esperanza de Colombi para conservar poder, dado que no tiene candidato fuerte para retener la gobernación provincial en los comicios de fin de año.

Todo comenzó en noviembre de 2016 cuando Pablo “Chato” Prada, productor de Tinelli, desembarcó en Corrientes junto a su esposa, la modelo correntina Lourdes Sánchez.

Se iniciaron los primeros contactos a través de un amigo de Sánchez que maneja gran parte del negocio turístico en la provincia. La idea era llevar a quien fuera el candidato  a intendente –que en ese momento no estaba decidido- a Show Match.

El 26 de febrero de 2017, en plenos Carnavales correntinos, Prada volvió a la provincia para reunirse con Carlos “El Mono” Vignolo, quien es ministro secretario general de la Provincia de Corrientes.  Chato Prada

La reunión fue organizada por el amigo de Lourdes Sánchez. Se trata de Jorge Aguirre, un lobbista político y empresario con presencia en medios correntinos como Radio Sudamericana y Canal Trece Max en la televisión abierta de la provincia.

Aguirre es dueño de la agencia de turismo “Dejá Vú Viajes”, con jugosos contratos durante la administración de Colombi a través de los Shows de Carnaval. Aguirre es, además, presidente ejecutivo en la Asociación Civil de Comparseros.

Este empresario es integrante de un programa televisivo conducido por Nelson Lovera, que es el candidato cabeza de lista del partido “Ciudadanos Comprometidos”, que apoya la candidatura de Tassano.

ElLitoral-198204-1400x840
Lovera junto a Aguirre en la TV correntina. 

Al menos once micros con unos 600 comparseros viajaron el 28 de mayo desde Corrientes a Buenos Aires para estar en la noche del 29 en la apertura de Show Match 2017. El Estado correntino se hizo cargo de todos los gastos.

La empresa misionera de micros Crucero del Norte le facturó al Gobierno de Corrientes unos 720.000 pesos para llevar transportar las comparsas. El viaje también gatilló un pago de 238.000 pesos en hotel del Gobierno de Colombi. hhbslgs.jpg

Consultados por este blog, colaboradores del director de Información Pública, Julio César Burna, dijeron que no tenían permitido dar ningún tipo de datos sobre cómo se administró el gasto que generó el viaje de los comparseros.

Los colaboradores de Burna, no obstante, confirmaron a El Dato Clave que fue el Estado correntino quien se hizo cargo del financiamiento del faraónico viaje de 600 comparseros para que participen durante 4 minutos en Show Match.

Las fuentes consultadas indican que los 4 millones de pesos en efectivo viajaron desde Corrientes hasta Buenos Aires el 20 de marzo en el avión de la gobernación correntina que aterrizó en el Aeroparque Jorge Newbery.

En ese avión, resguardando el dinero, viajaba Colombi, quien venía hacia la Capital Federal para reunirse con la ministra Patricia Bullrich en el marco del avance de la causa narco de Itatí. Jorge Aguirre

Los 4.958.000 pesos que salieron del Estado correntino para “promocionar el carnaval” generaron una fuerte polémica en la provincia en la que varias ciudades fueron afectadas por inundaciones.

Durante las campañas política suelen impulsarse este tipo de negociados debido a que se manejan altos retornos que terminan financiado la propaganda de un candidato determinado que detenta el poder.

El negociado de Aranguren, Shell y PAE con el gas caro para Uruguay

 

Argentina le venderá gas a Uruguay a un precio tres veces mayor del que importa desde Bolivia. Ese fluido será comprado por Aranguren a Shell y llegará en buque. Como viene en estado líquido, será regasificado en el país y exportado a través del gasoducto operado por Pan American Energy. La logística estará en manos de la estatal Enarsa, que si falla en algo será sancionada con una multa millonaria.

Por Marina Ulloa, periodista. 

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, autorizó hoy a la empresa estatal Enarsa a que exporte gas natural al Uruguay, después de haber denunciado durante sus 16 meses de gestión que no hay suficiente gas para el mercado interno argentino. SJ4wy4whQe_930x525

Aranguren incluso justificó las fuertes subas de tarifas en la necesidad del país de incrementar las inversiones para la extracción de gas no convencional. Pero ahora, autorizó venderle el combustible a Uruguay.

Incluso entre fines de 2015 y principios de 2016, Aranguren le compró de manera directa y sin licitación GNL a Shell a través de Chile con el argumento de que en la Argentina ya no quedaba capacidad de regasificación.

Ahora, sin haber ampliado su capacidad de regasificación y con una fuerte caída en la producción local de gas -que está generando despidos en la Patagonia-, la Argentina le venderá ese combustible a Uruguay.

La medida configura un mega negocio para Shell, que se convertirá este año en la principal proveedora de Gas Natural Licuado (GNL) por barcos de la Argentina, con contratos ya aprobados por 265 millones de dólares, un tercio del total.

Los buques de Shell llegarán a los puertos regasificadores de Escobar y Bahía Blanca (Buenos Aires) y desde allí, por cañería se transportará el fluido hasta el Gasoducto Cruz del Sur que corre entre Buenos Aires y Montevideo. gasoducto3

Shell ya le vendió al Gobierno de Mauricio Macri 20 buques que descargarán en los puertos de Escobar y Bahía Blanca entre el 9 de marzo (pasado) y el 1 de agosto próximo. De esos buques, el cargamento de al menos la mitad irá a parar a Uruguay, según estimaciones del mercado.

Es que la Argentina le venderá a Uruguay el gas comprado a Shell en 7 dólares por millón de BTU y no el que adquiere en Bolivia y viene por cañería, dado que por ese se paga sólo 2,50 dólares por millón de BTU.

Operadores del mercado estimaron que el gas que pagarán los uruguayos será el de Shell (tres veces más caro) dado que a la Argentina no le conviene revender el fluido boliviano más barato sino inyectarlo al mercado interno para garantizar que las tarifas no se disparen más del 700% que ya subieron. ancap

En segundo lugar, los operadores consultados señalaron que los buques encargados a la angloholandesa Shell –de la cual Aranguren fue presidente y el mayor accionista de Sudamérica- fueron sobrecomprados y ahora encontraron el cliente ideal.

El gas que llega en buque es descargado en estado líquido y son las plantas regasificadoras (que también son barcos) las que lo vuelven a su estado de utilización residencial e industrial, para luego ser inyectado a la red de transportes o distribución.

Como Uruguay no tiene planta de regasificación, el fluido será regasificado en Escobar y Bahía Blanca e irá por el gasoducto que es controlado por Pan American Energy, y en menor proporción por la británica BP Group y la alemana Wintershall.

Esta estrategia le asegura el negocio a Pan American Energy al menos hasta abril del 2019, según la resolución publicada este miércoles en el Boletín Oficial (ver al pie de la nota). 

La autorización de Aranguren fue realizada a través de la Resolución 109-E/2017 publicada después de un acuerdo alcanzado por Enarsa y la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) del Uruguay.

La exportación podrá ser por un volumen firme de hasta 350.000 metros cúbicos por día o hasta completar un volumen total de 255.500.000 metros cúbicos de gas natural (lo que ocurra primero), y por un volumen interrumpible de hasta 250.000 metros cúbicos por día o hasta completar un volumen total de 182.500.000 metros. gasoductor cruz del sur

Aranguren estableció que Enarsa deberá importar volúmenes de gas natural equivalentes a los exportados a Uruguay dentro de un plazo máximo de doce meses desde el momento de la exportación del gas natural. Para agosto, Shell ya habrá cubierto ese cupo.

La Resolución dice que las modificaciones que pudiesen surgir en el precio contractual o de cualquier renegociación de la oferta deberán ser sometidas a consideración del ministerio de Energía, es decir, de Aranguren.

Uruguay pagará entonces por el gas de Shell lo que estipule Aranguren. 

El ministerio instruyó a la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, de la que recientemente se fue José Luis Sureda pegando un fuerte portazo, a realizar el control del supuesto compromiso de reimportación de gas. Es decir, son los funcionarios que están por debajo de Aranguren quienes deben controlar el negocio.

Incluso, el incumplimiento por parte de Enarsa de la obligación importará su responsabilidad por los costos de la importación que deba realizar el Estado Nacional para suplir el gas exportado no reingresado, con más una penalidad del 50% de esos costos, dice el texto.

Esta Resolución, comentan los empresarios locales consultados, contradice al propio programa que rige la importación de Energía que sólo le permite a Enarsa comprar en el exterior con dinero público cuando es para consumo interno.

La Resolución tiene, además, una laguna que genera sospechas: no indica si Enarsa sólo debe cubrir los costos o además obtener una ganancia para el Estado argentino. Boletin